Etapas del embarazo

Etapas del embarazo: Te contamos que sucede trimestre a trimestre

Se estima que tu embarazo durará 40 semanas, basándose en tu última regla tu ginecólogo te marcará tu fecha probable de parto para 280 días después de esa última menstruación.

Este cálculo se realiza a partir de la fecha de última regla, por tanto tu bebé tendrá dos semanas menos ya que no estamos contando desde el día de la concepción sino desde la última regla que se produjo unas dos semanas antes de que ovularas y de que el óvulo fuera fecundado.  Por eso muchas mujeres tienen sus propias “cuentas”, que no coinciden con los cálculos de su ginecólogo.

Estas 40 semanas de embarazo se dividen en tres trimestres de gestación, los cuales paso a detallarte a continuación.

PRIMER TRIMESTRE (semana 1 a 12)

En este primer trimestre tu cuerpo va a experimentar muchos cambios aunque estos no sean visibles para los demás aún. La barriga aún puede tardar un tiempo en notarse pero tú sientes en el embarazo intensamente.

Las náuseas, vómitos, el cansancio, los cambios en el pecho y el aumento del flujo están presenten en casi todas las embarazadas. Si no tienes náuseas ni vómitos puede que te encuentres muy bien, pero si los tienes estos pueden hacer que tu estado de ánimo se vea afectado. Los manchados en este trimestre son frecuentes, y debes saber diferenciar los de implantación de los patológicos. (quizá te interesa Primer trimestre, todo lo que debes saber)

Los miedos e inseguridades son frecuentes en esta etapa, la visita a tu matrona y ginecólogo  disipará parte de tus dudas. No es hasta la semana 12 cuando está indicado realizar la primera ecografía, pero algunos de los síntomas mencionados anteriormente no te dejarán duda de tu estado.

Tu bebé, la bolsa y la placenta están formados al final de este trimestre, su corazón ya late, e incluso empezará a moverse aunque no puedas percibirlo aún.

SEGUNDO TRIMESTRE (semana 13-27)

En este trimestre tu barriga empieza a ser visible para todos y además la sintomatología incómoda suele remitir o mejorar, por lo que tu estado de ánimo mejorará notablemente.

Si las náuseas y vómitos no ceden no pierdas la paciencia puede que este sea tu trimestre para empezar a notar los cambios. Puedes notar más apetito y mejor tolerancia a ciertos olores o alimentos.

Irás cogiendo peso de manera más visible para ti, ya que en el primer trimestre no siempre se gana, incluso hay veces que se pierde. Tu pecho y tus caderas se irán redondeando y tu piel relucirá.

Tu útero crecerá cada día, en este trimestre ya puede palparse en tu abdomen y en torno a la semana 20 llegará a la altura de tu ombligo. En torno a esa fecha empezarás a notar los movimientos de tu bebé, una sensación inolvidable y que te acompañará el resto de tu embarazo. También  empezarás a notar pequeñas contracciones no dolorosas a partir de la semana 20, son las contracciones preparatorias o de Braxton Hicks.

Tu pecho empieza a producir calostro y la areola y el pezón se vuelven más oscuros por la influencia de los estrógenos. Por esta misma razón aparece la línea alba y puede mancharse tu cara si no la proteges bien del sol.

El sexo de tu bebé ya es visible, sigue madurando dentro de ti e incluso sus sentidos comienzan a desarrollarse,  por ello empezará a escuchar y reconocer voces como la tuya.

En este trimestre además de las visitas con tu matrona y la analítica de sangres tendrás la ecografía de las 20 semanas o eco morfológica, en la que el obstetra visualizará todos los órganos de tu bebé con detalle.

Puede interesarte Segundo trimestre. Todo lo que necesitas saber.

TERCER TRIMESTRE (semana 28 hasta el parto)

En el tercer trimestre el volumen de tu barriga aumenta considerablemente y esto puede hacer que te sientas incómoda y con menos movilidad. Los movimientos del bebé se producen a diario, varias veces e incluso puedes notar que tiene hipo. Estos movimientos por su intensidad y tamaño del bebé pueden resultar incómodos en algunas ocasiones.

Puedes notar retención de líquidos en tus pies, piernas, manos, y muchas más ganas de ir al baño. Ya que al aumento de volumen de orina hay que sumarle la reducción de la capacidad de tu vejiga debido al peso de tu bebé sobre esta.

El flujo vaginal y el sudor de la zona genital también aumentan, y cercano al parto (unos días o semanas antes) puede expulsarse el tapón mucoso. (artículo sobre tapón)

El crecimiento del bebé, la sobrecarga de tus músculos, de tu circulación y la disminución de la capacidad pulmonar por el aumento del volumen del útero pueden hacer que te sientas más fatigada y que necesites descansar y dormir.

Dormir cada vez es más complicado por el peso del útero y bebé, en este trimestre debes dormir siempre de lado y evitar estar bocarriba para evitar la compresión de la vena cava y la bajada de tensión arterial que esta produce.

Tu bebé crece por momento y suele colocarse de cabeza en las últimas semanas.  Aún maduran órganos tan importantes como sus pulmones y  puede llegar a engordar 100  gramos por semana en la recta final.

El parto puede desencadenarse entre la semana 37 y 42 y puede iniciarse con contracciones y / o rotura de bolsa. Cada bebé elegirá su momento, por lo que hay que tener paciencia y no desesperarse llegada la semana 40.

00
Months
00
Days
00
Hours
00
Minutes
00
Seconds
Ir arriba