Higiene Menstrual

Higiene menstrual: Guía completa con los mejores y más novedosos métodos

La higiene menstrual ha sufrido un gran avance y revolución en los últimos años. Atrás quedaron las compresas y tampones que todas conocemos, para dar paso a sistemas más cómodos y versátiles que aumentan la libertad de las mujeres en esos días de regla.

Seguro que recuerdas esa primera regla en la que tu madre apareció con una compresa gigante, te la pusiste y sentiste lo que era llevar un pañal. Yo lo recuerdo con horror y a la vez un poco de nostalgia. Pero sé que cuando mi hija se enfrente a ese cambio en su cuerpo y a la llegada de la menstruación no apareceré con algo tan limitante e incómodo.

Hoy día contamos con muchas opciones que se adaptan a cada mujer, y que además son respetuosas con el medio ambiente, nuestra piel, y nuestro ritmo de vida.

Ninguna niña más tendrá que enfrentarse al “compresón”, y ninguna mujer dejara de de ir a la playa o cambiar sus planes por tener la regla. Hoy día podemos incluso mantener relaciones sexuales sin tener ningún tipo de sangrado gracias a los avances en la higiene menstrual.

En esta guía quiero presentarte todas las opciones disponibles para que las conozcas y elijas la que mejor se adapta a ti. Comenzamos.

Compresas, tampones, y protege slip ecológicos

Estos productos clásicamente llevan entre sus compuestos plásticos, adhesivos, y químicos que pueden ser perjudiciales para nuestra salud. Son muchas las mujeres que sufren durante años picores e irritaciones por su uso.

La aparición de estas opciones ecológicas supone un cambio no solo para la salud de la mujer, sino también para la de nuestro planeta. Estos materiales son biodegradables y por ello hacemos un gran favor al medio ambiente.

Las compresas, tampones y protegeslip están hechos de algodón y blanqueados por sustancias inocuas como el peróxido de hidrogeno (agua oxigenada). No contienen aditivos ni perfumes, por lo que el sangrado tendrá su olor.   Su precio es algo más elevado pero son una gran opción para mujeres con pieles sensibles e infecciones de repetición. O aquellas que simplemente quieren hacer que sus reglas sean más sostenibles.

Encontrarás compresas y tampones de varios tamaños, con aplicador o sin él. Recuerda que las compresas y tampones deben cambiarse frecuentemente y con condiciones higiencas para evitar problemas de salud con el síndrome de Shock Tóxico (SST)

Compresas, tampones, y protege slip lavables

Dando un paso más a las opciones ecológicas, contamos con estos productos de higiene menstrual en su versión lavable y por tanto reutilizable.  Las compresas de tela de hoy día, no tienen nada que ver  con las de antaño y existen múltiples colores, formas y tamaños para adaptarse a cada mujer y a cada momento.

Las compresas reutilizables suelen estar elaboradas con tejidos absorbentes que retienen el sangrado y tejidos que evitan sentir la humedad al contacto con la piel. Además en su composición se incluyen telas impermeables para evitar que el sangrado traspase.

Antes de usarlas hay que lavarlas como cualquier prenda a estrenar. Puedes lavarlas a mano o en la lavadora, pero es importante hacerlo con agua fría siempre, el agua caliente fija la sangre y la manche no se irá. No uses demasiado jabón y nunca uses suavizante ya que impermeabiliza la compresa. Tras su uso puedes dejarlas en remojo en agua fría o aclararlas y dejarla en lugar aireado hasta meterla en la lavadora. Tras su lavado sécala al sol y de ese modo las manchas desaparecerán. Nunca deben meterse en la secadora.

Para una mayor sujeción cuenta con tejidos que no escurren sobre la braguita y alas. Estas alas se unen una a la otra mediante pequeños corchetes que no se notan ni molestan.

Para mí son una gran opción para el posparto, momento en el que no podemos utilizar ningún dispositivo intravaginal. En el embarazo son muy interesantes los protegeslip, que nos protegerán del aumento del flujo vaginal sin disminuir la transpiración de la zona y evitando la humedad continua.

Un poco más desconocidos son los tampones lavables, pero también existen en el mercado ante el aumento de demanda de este tipo de productos. Están confeccionados con algodón y otros tejidos muy absorbentes y  no dejan fibras ni residuos en la vagina.

Están compuestos por una tela que se enrolla sobre sí misma. Este rollo de tela se fija atándose con un cordón que debe sobresalir por la vagina para su posterior extracción.  Cuentan con diferentes tallas para ajustarlos al nivel del sangrado como en las opciones desechables.

En su primer uso y siempre antes de utilizarlos deben lavarse y hervirse. Puedes lavar en lavadora y a mano; y al igual que con las compresas debe hacerse con agua fría, evitando suavizantes y secándolos al sol.

Para ponerlos debes seguir el mismo procedimiento que con un tampón desechable. Una vez puesto no tiene que dolor ni notarse. Es importante para usarlos con condiciones seguras e higiénicas lavarlos y esterilizarlos correctamente.  El cambio se realizará cada 4-5 horas con las manos muy limpias y un ambiente higiénico.

Copa menstrual

Hace unos años la sociedad se echaba las manos a la cabeza por la aparición de este producto de higiene menstrual. Hoy es de sobra conocida y podemos verla a la venta incluso en farmacias o grandes superficies.

La copa menstrual ha  ganado popularidad entre las mujeres gracias a sus múltiples virtudes. Su durabiliad, el ahorro económico que supone y sobre todo la comodidad ha supuesto un gran cambio en la vida de las mujeres.

La copa es un recipiente de silicona médica, plástico quirúrgico o TPE (elastómero termoplástico) principalmente que se coloca al fondo de la vagina y funciona como recolector de sangre.

Es importante usarla en condiciones seguras e higiénicas. La copa debe lavarse y esterilizarse en su primer uso y antes de cada ciclo. Para ello muchas ya cuentan con vaso esterilizador para el microondas.

Entre cambio y cambio solo precisa de eliminar la sangre, y lavar con agua y jabón para volver a reintroducirla.

Encontramos en el mercado múltiples marcas con formas, tamaños y durezas diferentes. Cada una de ellas para un tipo de mujer. (enlaces)Incluso algunas  de ellas con aplicador.

Su introducción solo requiere entrenamiento y práctica, al igual que el uso de un tampón. Para introducirla lo primero es plegarla. Puedes hacerlo en forma de C o introduciendo unos de los bordes hacia el fondo (imagen 1). Una vez plegada la introduces al fondo de vagina y al soltarla la copa se despliega y queda abierta haciendo vacío (imagen 2). Para extraerla debemos presionar el fondo de la copa para quitar el vacío y extraer en vertical para evitar derrames.

La copa podrá estar puesta un máximo de 12 horas. Puedes usarla tanto para días de fuertes o final de regla, ya que es válida tanto para sangrado leve como abundante. Debes tener en cuenta que en caso de prolapsos o suelo pélvico debilitado pudes no encotrarte cómoda.

Disco menstrual

El disco menstrual es una variante de la copa, más plano y con más capacidad para recoger el sangrado. Una diferencia que la hace muy atractiva es que su diseño aplanado permite mantener relaciones sexuales con penetración durante las reglas.

Está fabricado por silicona médica y cuenta con un aro grueso que queda colocado bajo el cuello uterino y una cúpula suave que lo recubre. Es necesario entrenamiento para ponerlo correctamente y su extracción es algo más dificultosa al encontrarse más alto y ser aplanado.

El disco menstrual  es reutilizable y debe lavarse y esterlizarse en el primer uso y antes de cada ciclo. Y en los cambios durante la regla solo tendrás que vaciarlo y lavarlo con agua y jabón.

Para insertarlo junta los bordes hasta formar un 8. Introduce la parte trasera del disco y empuja con el dedo hasta que pase tu cérvix. Coloca el borde delantero detrás del hueso púbico y comprueba posteriormente que el cuello de útero ha quedado cubierto. Para extraerla engancha el borde con tu dedo y sacala paralela al suelo.

Puede manternerse en la vagina hasta 12 horas, y es muy importante realizar su cambio con las manos muy limpias y en ambientes limpios. Te recomiendo usar la ducha las primeras veces ya que se vierte con facilidad hasta que cojas práctica.

En España es muy poco conocido y solo están comercializados dos, uno unitalla de la conocida marca Intimina (1) y otro por tallas con cordón para facilitar la extracción. (2)

Braguitas menstruales

La bragas menstruales están confeccionadas con tejidos absorbentes que retienen la sangre menstrual, aíslan de la humedad y no calan. No se hinchan ni abultan y pueden usarse hasta 12 horas.

Deben lavarse antes de usarlas y después de cada uso. Puede hacerse a mano o máquina y siempre con agua fría. No deben utilizase jabones grasos, suavizantes ni secadora. Para secarlas la mejor opción es el aire libre y el sol.

Para usarlas de manera exclusiva durante la regla deberás tener unas 4 o 5 braguitas. Si las vas a alternar con otro método o vives en un lugar soleado y cálido donde el secado es rápido podría ser suficiente con 2.

Son diseños muy bonitos y variados, con diferentes tallas y niveles de absorción para que elijas la que mejor se adapta a ti.

Duran de 2 a 5 años dependiendo del fabricante y del uso que se le dé. Son además un gran recurso para mujeres que no se adaptan a los dispositivos intravaginales, niñas en sus primeros años de regla y problemas de suelo pélvico. Son aptas para pérdidas de orina leves, y su tejido antibacteriano neutraliza el olor.

Esponja menstrual

Las esponjas menstruales actúan como un tampón aplanado y sin cordón. Las hay naturales, esponjas marinas reutilizables o sintéticas de un solo uso. Aunque estas esponjas tienen menos capacidad de absorción que un tampón su forma y colocación permite mantener relaciones sexuales con penetración mientras está puesta.

Si lo que quieres es una alternativa a la copa, reutilizable y además compostable la esponja marina es tu opción.

Esta esponja marina requiere un mantenimiento y cuidados para que su uso sea seguro. Antes del primer uso hay que ponerla en remojo durante 6 horas en agua y vinagre. Después de cada uso hay que lavar con agua fría y tras el sumergir en agua y vinagre. No deben usarse jabones y debe secarse correctamnte al aire libre.

La esponja tiene un tamaño variable pero puede cortarse para adaptarse a diferentes mujeres, antes de cortarla mojala bien y exprime para ver el tamaño real que adquiere.

Antes de insertarla al fondo de tu vagina debes mojarla y escurrirla bien.  Es posible que tengas que cambiar la esponja cada 3-5 horas, dependiento del sangrado. Cada 3-6 ciclos deberás renovarlas o antes si se deshace con el uso.

En el caso de la esponja sintética se trata de una almohadilla suave y absorbente  de poliuretano de un solo uso. Tienen forma anatómica y algunos vienen lubricados para favorecer la inserción. Un gran hándicap es que permiten tener relaciones sexuales con penetración sin molestar ni notarse.  Se ponen y se quitan fácilmente, aunque tienen menos capacidad de absorción que un tampón. No requieren ningún mantenimiento y son algo caras, pero muchas mujeres las eligen para mantener relaciones sexuales durante la regla por lo prácticas y cómodas que resultan.

Sangrado libre

El sangrado libre consiste en un método de autoconocimiento que te permite vivir tus reglas sin utilizar nada para el sangrado. Gracias a las señales que el cuerpo manda las mujeres son capaces de percibir que el útero necesita evacuar el sangrado. No consiste en retener sangrado si no en saber identificar el momento en el que va a ocurrir. Si cuando llega el momento de eliminar el sangrado no vas al baño para hacerlo, el útero lo elimina por su cuenta, como cuando aguantas mucho el pis y al final se te escapa encima.

Es aún un método muy desconocido y poco practicado, pero la realidad es que hay mujeres que con conocimiento, observación y práctica  lo consiguen.

00
Months
00
Days
00
Hours
00
Minutes
00
Seconds
Ir arriba