Ciclo Menstrual: Todo lo que debes saber

El ciclo menstrual es la forma que tiene el cuerpo de la mujer de prepararse cada mes para un posible embarazo. Conocer este proceso y su funcionamiento en nuestro cuerpo es importante para poder lograr un embarazo, evitarlo y también prevenir complicaciones.

Con este texto queremos enseñarte todo lo que necesitas saber sobre estos días, que puedas conocer un poco más tu cuerpo y cómo funciona de manera cíclica.

¿Qué es la menstruación?

Imagen sobre el ciclo menstrual

La menstruación es el término técnico para definir una fase específica del ciclo menstrual donde las mujeres que ya han alcanzado la pubertad experimentan un sangrado.

Esto sucede cuando no se produce un embarazo y el endometrio, que es la capa que recubre el útero internamente y que se engrosa en cada ciclo, se desprende .

Este sangrado suele tener una duración de 2 a 7 días, pero dependerá de cada mujer. Usualmente, la menstruación es un patrón predecible para las mujeres con un ciclo menstrual regular. Mientras que, aquellas que padecen un ciclo menstrual irregular pueden tener dificultades para determinar cuándo vendrá su regla.

¿Qué es el ciclo menstrual y cómo funciona?

El ciclo menstrual es el proceso que realiza todos los meses el cuerpo de la mujer para prepararse para un embarazo. Durante el ciclo menstrual el organismo experimenta una serie de cambios hormonales que pueden provocar síntomas menstruales tanto físicos como emocionales.

Durante el ciclo hay una serie de hormonas que segregan tanto el cerebro como los ovarios que van a ser las causantes de los cambios que ocurren en cada ciclo.

Por un lado el endometrio se irá engrosando y se preparando para recibir un óvulo fecundado y por otro el ovario irá madurando sus fólicos para finalmente desprender solo uno de ellos, ese folículo maduro contiene el óvulo que viajará por las trompas en busca de un espermatozoide que pueda fecundarle.

Para entender el funcionamiento del ciclo menstrual, lo dividiremos en 4 fases tomando como ejemplo un ciclo tipo de 28 días, aunque la duración de esta puede variar. Durante estas fases se producirán cambios hormonales, ováricos y endometriales.

Fase 1: Menstruación Días 1 – 5

El primer día de sangrado se considera el primer día del ciclo menstrual. La media de duración del sangrado suele ser 5 días, sin embargo, puede llegar a durar entre 3 y 8 días dependiendo de cada mujer.

Usualmente, los primeros dos días de la regla es donde el sangrado es más abundante. Además, durante estos primeros días los síntomas como el dolor de vientre y la hinchazón abdominal suelen ser más intensos.

Durante estos días los folículos del ovario empiezan a madurar para preparar la futura ovulación.

Fase 2: Fase folicular o proliferativa Días 6 – 14

Al finalizar el sangrado, el endometrio comienza a prepararse nuevamente para la posibilidad de un embarazo. Durante estos días el endometrio se vuelve cada vez más grueso, rico en sangre y nutrientes.

El folículo ovárico más grande y maduro se prepara para romperse y dejar salir el óvulo.

Fase 3: Ovulación Día 14

Alrededor del día 14 (aproximadamente 2 semanas después del inicio del ciclo en un ciclo tipo de 28 días) se produce la ovulación. Uno de los folículos del ovario libera un óvulo que ha ido madurando previamente. Los ovarios derecho e izquierdo se alternan según el ciclo en esta tarea.

El óvulo se desplaza por la trompa uterina hasta llegar al útero, sobrevivirá unas 24-48 h en las que estará disponible para ser fecundado, si no se produce en este momento el óvulo envejecerá y ya no podrá producirse el embarazo.

Si el óvulo que llega al útero está fecundado intenta implantarse en la pared uterina.

Fase 4: Lutea o secretora días 15- 28

En el ovario en el que se ha producido la ovulación queda una cicatriz llamada cuerpo lúteo que hace que este esté más grande y la mujer pueda percibir molestias localizadas en esa zona.

El endometrio sigue preparándose para que el óvulo fecundado anide en él, por ello se encuentra en fase secretora. Si el óvulo no fue fecundado o no ocurre el proceso de implantación, los diversos cambios hormonales le indicarán al útero que debe desprenderse del revestimiento endometrial y se produce una nueva menstruación.

Una vez comienza nuevamente el sangrado menstrual, tu cuerpo vuelve a completar el mismo ciclo, comenzando en el día 1.

Ciclo ovarico

¿Qué duración suele tener un ciclo menstrual típico?

El ciclo menstrual típico suele durar 28 días, pero dependiendo de la mujer este puede variar mes a mes, atrasándose o adelantándose unos días. Se considera un periodo regular si el ciclo menstrual sucede entre los 21 y los 35 días, y no necesariamente tiene que durar lo mismo siempre, las variaciones están dentro de lo normal dentro de esta horquilla de días. En chicas muy jóvenes son habituales los ciclos irregulares y largos de hasta 45 días incluso.

Hay mujeres que tendrán ciclos de menor o mayor duración, y en estos casos habrá que estudiar la causa.

¿Qué es la ovulación y como reconozco que estoy ovulando?

Como mencionamos anteriormente la ovulación es el proceso que realiza nuestro organismo al liberar un óvulo para que este pueda ser fecundado por un espermatozoide y posteriormente implantado en la pared uterina para dividirse y diferenciarse en un embrión.

Algunas mujeres reconocen fácilmente su ovulación, ya que tienen signos muy claros y específicos como molestia localizada el día de la ovulación. Otras tendrán que explorar y conocer su cuerpo para saber identificar las señales que indican en toda mujer que la ovulación ha llegado:

  • El flujo vaginal o moco cervical están en constante cambio durante el ciclo menstrual. Durante la ovulación el moco cervical pasa a ser de un tono transparente y mucho más acuoso, tipo “clara de huevo”. Este tipo de mucosidad facilita que los espermatozoides se muevan por él y asciendan hasta llegar al óvulo. Además puede ser fácilmente identificada por ti.
  • Aumento de la temperatura basal tras la ovulación.
  • Cambios en la posición del cuello uterino, que estará más abierto, alto y blando al tacto.
  • Hipersensibilidad en el pecho, aunque no ocurre en todas las mujeres.
  • Aumento del deseo sexual.
  • Cambios en el estado de ánimo.
  • Otros síntomas menos conocidos y frecuentes como: dolor de cabeza, hinchazón, gases o dolor lumbar.

También podrás identificarla con test de ovulación, en los que se detecta el pico LH, que es la hormona causante de que se produzca la ovulación.

¿Cuál es el nivel normal de sangrado durante el período menstrual?

A veces ver tu sangre extendida en una compresa o recogida en una copa puede dar sensación de mayor sangrado del que realmente se tiene. En promedio, una mujer puede llegar a perder entre 5 y 80 ml durante la regla. Obviamente esto puede variar dependiendo del periodo siendo más abundante o no a veces.

Sin embargo, hay mujeres que pueden llegar a tener sangrados abundantes.  Una manera de reconocer este tipo de sangrado es mediante una serie de características:

  • El sangrado conlleva a un cambio de compresas, tampones o copa cada una o dos horas.
  • Los coágulos de sangre suelen ser más abundantes y más grandes que una moneda de 50 céntimos.
  • El sangrado tiene una duración mayor a 8 días.
  • Tienes que levantarte de noche o no puedes hacer una actividad diaria normal.
  • Necesitas doble método de protección ( copa y compresa por ejemplo)
  • Estás muy cansada y fatigada.
  • Dolor menstrual intenso que te impide seguir con tu vida.

Si tienes alguno o algunos de estos síntomas consulta a tu ginecólogo ya que puede haber un problema detrás de ellos.

¿Hay un color normal para el sangrado?

Tu sangrado menstrual variará según el momento del ciclo en el que te encuentres.

Tanto al principio como al final puedes encontrar un sangrado marronáceo o rosa claro.  Durante los días centrales la sangre será roja viva e irá variando en intensidad. Las mujeres con reglas muy escasas pueden no ver el color rojo vivo en su ciclo.

Otros colores como el blanquecino, anaranjado o grisáceo pueden indicar alguna patología como una infección, y casi siempre van acompañados de variaciones en el olor y la consistencia. Consulta a tu ginecólogo si esto ocurre.

¿La regla tiene que doler?

imagen sobre el dolor menstrual

Pues la sorprendente respuesta a esta pregunta es NO, la regla no debería doler.

Puedes tener molestias, hinchazón abdominal, calambres, sensación de pesadez en abdomen, lumbares, pero no debería provocarte un dolor que te impida seguir con tu vida.

El ciclo menstrual produce cambios físicos en nuestro cuerpo a los que tenemos que adaptarnos. El estilo de vida que llevamos influye en las reglas que vivimos. En muchas ocasiones la alimentación, estrés, falta de descanso y falta de conexión con tus ciclos hacen que esas pequeñas molestias se conviertan en un dolor incapacitante.

Cuida tu alimentación y descansa durante la fase menstrual, toma infusiones antiinflamatorias, pon calor en la zona abdominal y lumbar, y realiza estiramientos de la zona. Es importante que conozcas tu ciclo y le des a tu cuerpo lo que necesita en cada etapa.

Si aun haciendo todo esto sigues teniendo dolor y necesitas recurrir a fármacos de manera sistemática y continuada busca un especialista que te revise en busca de alguna patología que pueda estar provocándolo  y no normalice el dolor de regla.

¿Qué métodos puedo usar para la recogida del sangrado?

En la actualidad las mujeres podemos optar por una variedad de métodos para recoger el sangrado menstrual, muchos de ellos han mejorado nuestra calidad de vida.

Pero, ¿cuál de ellos es el mejor? Si tengo que darte una opinión personal te diría claramente la copa menstrual, pero cada mujer es un mundo y por ello no debemos generalizar en las recomendaciones que damos como profesionales.

Repasemos uno por uno, para que puedas ver cuál se adapta mejor a ti.

Compresas

Compresas lavables

La compresa es de todos los métodos el más común y antiguo, aunque hayan mejorado su versión con los años.

En el mercado puedes encontrar varias opciones, desde una amplia variedad de modelos desechables para el día o para la noche hasta modelos ecológicos elaborados en tela lavable y por tanto reutilizables.

Compresas Desechables

Las compresas desechables tienen plásticos, pegamentos y están blanqueadas con cloro y otros químicos que pueden actuar como disruptores endocrinos. Además pueden causar dermatitis y olores al impedir la transpiración. Si optas por esta opción busca opciones ecológicas o de celulosa y cámbialas muy frecuentemente.

Compresas de Tela

Las compresas de tela son de algodón y están tratadas para no calar. Son lavables y duran años. Debes cambiarlas a menudo y se fijan a la braguita por broches. Además de ventajas para tu piel, tienen ventajas para el medio ambiente.

Ambas existen en la opción mini o salvaslip, que aprovecho para decir no debes usar a diario. Muchas mujeres usan salvaslip desechables cada día para no manchar la braga y eso hace que aumente el riesgo de picor e infecciones vaginales.

Los tampones

Imagen de un tampon

Los tampones son otra alternativa popular, estos se colocan dentro de la vagina y allí absorben la sangre y toda la mucosidad del área mientras se encuentran dentro.

Los encontrarás de varios tamaños, con aplicador o sin él y desechables, pero en la actualidad existen modelos ecológicos elaborados con materiales mucho más seguros. Los tampones deben ser cambiados máximos tras 8 horas de uso para evitar el síndrome de Shock Tóxico (SST)

Los blanqueantes y restos de fibras podrían alterar tu flora vaginal y puedes percibir sequedad o picor con su uso. Si es el caso busca otras opciones.

Actualmente existen tampones lavables en el mercado.

Copa menstrual

Copa Menstrual

Desde hace unos años las copas menstruales han ganado popularidad entre las mujeres por su bajo coste económico, durabilidad, pero sobre todo por la gran comodidad que proporcionan a la mujer.

La copa es un recipiente de silicona médica, plástico quirúrgico o TPE(elastómero termoplástico) principalmente que se coloca al fondo de la vagina y funciona como recolector de sangre.

Debes retirarla cada 12 horas como máximo o cuando esté llena para vaciarla, limpiarla y volver a colocarla. Se recomienda esterilizar antes de cada ciclo para lo que existen vasos esterilizadores muy prácticos para uso en microondas.

Este dispositivo ha supuesto un antes y un después en la higiene menstrual para millones de mujeres en todo el mundo.

Braguitas menstruales

Bragas menstruales

La ropa interior menstrual es una excelente opción si no quieres usar ninguno de los productos anteriores. Estas absorben la sangre durante horas sin manchar tu ropa y una vez hayas terminado con ellas solo deberás lavarlas y listo, podrás usarlas nuevamente otro día.

Son ideales para la noche, como segundo método,  para primeros y últimos días de regla y para niñas sus primeros años de regla.

Son cómodas y no se notan bajo la ropa.

 

Esponjas marinas

Esponjas menstruales

Estas esponjas menstruales proceden de cultivos marinos específicos.

Se colocan al fondo del canal vaginal, tras humedecer y escurrir y absorben la sangre menstrual. Pueden lavarse y volver a colocarse e incluso pueden utilizarse durante relaciones sexuales con penetración.

Son reutilizables hasta seis ciclos, y tras cada uso debe lavarse con abundante agua fría y sumergir en agua y vinagre durante unas horas tras cada ciclo.

También existe esta misma opción de un solo uso, se trata de unas esponjas sintéticas desechables de un solo uso.

Sangrado libre

El sangrado libre free bleeding consiste en eliminar de forma voluntaria el sangrado menstrual. Gracias a los síntomas y sensaciones que provoca este sangrado, las mujeres pueden controlarlo sin utilizar nada para sus reglas. Con entrenamiento y conciencia pueden percibirse las contracciones uterinas que se producen a la hora de sangrar durante la regla.

Como ves, la oferta es amplia, no puedo imaginar lo que debía ser utilizar paños de tela como única opción desde la primera a la última regla como hicieron nuestras abuelas.

Hoy tenemos una amplia oferta de métodos para la higiene menstrual, prueba y elige el que mejor se adapte a ti y a tus necesidades.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba